Archivo de usuario 2020 3 Sergi Martín . Maçanet de la Selva , España

https://avalanches.com/es/maanet_de_la_selva_somos_tan_grandes_como_creemos39049_27_03_2020

¿Somos tan “grandes” como creemos?


Actualmente, la sociedad está viviendo una etapa de convulsión, desesperación y alarmismo que pueden llevar, y debería, a las personas a cuestionarse, si realmente somos tan grandes y poderosos como especie animal, racional e inteligente. Y si nuestra inteligencia y desarrollo de recursos durante toda nuestra evolución desde los primeros homínidos, hasta ahora, que podemos llegar a abarcar un amplio y basto conocimiento sobre biología, matemáticas, tecnología, física y química, ingeniería, y un largo etc, de capacidades que hemos ido adquiriendo y perfeccionando en relativamente poco tiempo, es suficiente para llegar a controlar los impredecibles movimientos de la naturaleza y la vida tal y como la conocemos.


El coronavirus; cambio de paradigma


Expuesto lo anterior; ¿podemos llegar a considerar la pandemia del covid-19 un cambio tan sustancial en la sociedad, en el modelo de vida que hemos tenido hasta ahora, que nos obligue a cambiar nuestro paradigma respecto a la vida tal y como la conocíamos?


El confinamiento estricto de las personas en sus domicilios, las consecuentes calles, carreteras, avenidas: vacías. Bares, restaurantes, establecimientos de ocio: cerrados. Únicamente llena todo eso, el inquietante pero precioso sonido del silencio, del cantar de los pájaros al unísono; el aire fresco, limpio de polución y contaminación de la masificación de la gente en las calles, a causa del ritmo de vida acelerado que teníamos, del consumismo desmedido, del constante “usar y tirar”, no hemos visto el dolor que le hacíamos a nuestra madre: la Tierra.


Si uno se detiene, observa y piensa, podemos llegar a plantearnos si todo esto que está ocurriendo, puede darnos desde otra perspectiva, una esperanza al cambio, a la evolución real y productiva en términos de salud medioambiental, de bienestar social, y de la interacción que tenemos entre nosotros, respecto el planeta que habitamos.


Hemos visto como la contaminación en todo el globo ha ido aumentando exponencialmente de un modo grave y preocupante los últimos años para la sociedad y la comunidad científica experta en el cambio climático. Ha quedado patente, como los gobiernos de todas las superpotencias y potencias mundiales, no han sido capaces de proponer cambios reales y ponerse de acuerdo con medidas drásticas para frenar este aumento de la temperatura global del planeta que puede llevarnos a nuestra propia extinción y a la de los demás animales que habitan la Tierra.


Ni la cumbre del G20, ni el Protocolo de Kyoto, que ha sido constantemente quebrantado, ni siquiera el acuerdo de París, han sido suficientes ni han pretendido realmente poner solución real y un fin a este problema, que terminará volviéndose irreversible. Y es curioso, porqué aparece el covid-19, que en cierto modo obliga a empresas, medios de transporte, de producción, a detener sus actividades rotundamente, al confinamiento, por tanto, de las personas en sus domicilios. No hay manera de consumir, salvo que sea lo estrictamente necesario como productos de primera necesidad y farmacéuticos. Todo esto ha producido cambios sorprendentes en los niveles de contaminación y polución del aire, en ciudades españolas como Madrid y Barcelona el descenso se ha producido hasta un 83%.


Conclusión


Estos cambios notorios que hemos presenciado en el descenso de la contaminación en las grandes ciudades de todo el mundo, nos invitan al optimismo. A darnos cuenta de que si cooperamos podemos alcanzar cotas nunca antes imaginadas, y que debemos hacerlo así de modo imperativo, si queremos no solo erradicar la pandemia, sino mejorar como sociedad sostenible, que respete el mundo en el que vive.

Esto sirve para darnos cuenta de que no necesitamos tanto como creemos, que el silencio, el estar con uno mismo, a veces es el mayor regalo para comprender y ser conscientes de que no somos tan grandes como creemos, que somos insignificantes en este universo, pero que para nuestra propia experiencia de vida, por nuestro amor propio y al del mundo que nos la ha ofrecido, debemos respetarla y respetarnos. Debemos despertar de este sueño, y aunque mencionarlo no sea agradable, el coronavirus o covid-19, nos está impulsando a ello, nos está mostrando una lección que debemos aprender.


Que no sea en vano todo lo realizado y sacrificado hasta el momento.


Show more
0
134
https://avalanches.com/es/maanet_de_la_selva_por_qu_es_tan_preocupante_el_covid1938933_26_03_2020

¿Por qué es tan preocupante el COVID-19?


El COVID-19 o comúnmente conocido como Coronavirus, ya es sabido en la actualidad que se ha convertido en la pandemia más contagiosa y preocupante de este último siglo. Es un virus desconocido, del cual vamos descubriendo novedades que desconocíamos de él a diario. Y a día de hoy, seguimos sin comprender con exactitud y precisión como puede ir desarrollándose este organismo.


Pero podemos ver a diario, como en Europa, se está convirtiendo en un problema descontrolado que mantiene en vilo a los gobiernos y ciudadanos de países como Italia y España. Y en este artículo me centraré en este último, que es el que está experimentando un crecimiento mayor y ha superado a China en número de muertes y que la proporción de infectados y muertos, es alarmante y sigue aumentando exponencialmente cada día que pasa.


Fórmula matemática para estimar posibles contagios y muertes en un futuro inmediato


La gran preocupación es evidente, pero lo más preocupante de todo es el pronóstico de infectados y muertos que podemos llegar a calcular matemáticamente con varios factores. Y los resultados que obtenemos al respecto.


Los resultados se obtienen a través del cálculo del “factor problemático” que sale de la división del número de infectados del día pasado (In) entre el número de infectados del día siguiente (In+1). Donde In+1 es el resultado de (EP+1); “E” es el número de personas expuestas al virus (medidas de prevención, gente que sale a la calle o está en contacto con otras personas en el trabajo, etc.) y P es la probabilidad de propagación del virus. Finalmente, obtenemos el “factor problemático” que actualmente es de 1,875. De este modo, multiplicamos el número de infectados actuales por el número obtenido del cálculo del factor problemático. Siguiendo este mismo sistema matemático, podemos predecir también el número de muertos que se pueden ir dando. Esto es probabilístico y basado en datos medios obtenidos hasta hoy del covid-19, no quiere decir que se dé exactamente así, pero que la tendencia es esa y la probabilidad de que ocurra si realizamos los cálculos. Hay un margen de error basado en factores futuribles y cambiantes que no podemos controlar completamente, pero si podemos estimar basándonos en lo que ya conocemos.


Esta información ha sido obtenida del señor Damián Pedraza, ingeniero, graduado de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata de Argentina, el cual tiene un canal de YouTube didáctico sobre fundamentos de matemáticas e ingeniería. Y me ha parecido realmente interesante y coherente lo expuesto por él. Es por eso que me he basado en esta información para realizar los cálculos de la progresión del virus en España, los próximos 5 días de este mes de marzo de 2020. Y los números son impactantes, pero recalco, no son una predicción exacta, solo estimada. Podemos ver una tabla al final de este artículo con el desglose de este procedimiento y el resultado final de infectados y muertos por cada día.


Vemos claramente la progresión exponencial en cuánto a infectados y muertos, y a medida que la cantidad de los nombrados aumenta y cuanta más masificación de personas entran en estos parámetros, mayor es la propagación del coronavirus. Pudiendo llegar a final de mes a más de 130.000 infectados y 14.000 muertos si no logramos detener este avance modificando el factor problemático, es decir (EP+1), reduciéndolo al máximo para estabilizar el contagio.


¿Cómo reducimos el factor problemático?


Nosotros tenemos la clave para detener este factor problemático y así, erradicar lo más rápido posible el virus para que deje de contagiar y matar seres humanos. Y eso se consigue siguiendo con precisión los protocolos de seguridad y prevención; respetando la cuarentena, no salir más de lo que sea necesario, únicamente para comprar alimentos y medicinas y para ir a trabajar los que deban hacerlo presencialmente y los que puedan hacerlo a distancia, que lo hagan. Es importante no acudir en masa a los supermercados y respetar la distancia de seguridad de 2 metros, llevar a cabo las medidas higiénicas básicas como lavarse las manos correctamente varias veces al día y desinfectar las zonas que están contacto humano constantemente. Es vital también, llevar una alimentación saludable y natural, consumiendo frutas, verduras y hortalizas en gran cantidad, para reforzar nuestro sistema inmunológico y que si nos infectamos, por lo menos nuestro cuerpo esté preparado para poder combatir al coronavirus.


Todo empieza en nosotros y termina en nosotros. Depende de cuán concienciados y comprometidos estemos como sociedad para hacer frente a este problema. Es momento de poner datos encima de la mesa, conocerlos y a partir de allí buscar soluciones y ponerlas en práctica.


Show more
0
139
https://avalanches.com/es/sant_cebri_de_vallalta_coronavirus_una_oportunidad_para_replantearnos_nuestros_valores_huma38901_26_03_2020

Coronavirus: ¿una oportunidad para replantearnos nuestros valores humanos en sociedad?


¿Qué es?


El Coronavirus, en terminología científica conocido como COVID-19, es un virus de tipo coronario como su propio nombre indica, de la familia de los SRAS, también conocido como SARS y SRAG, y que afecta de manera grave al sistema cardio-respiratorio de nuestro cuerpo. Tiene similitudes con la gripe común estacionaria, pero no tiene nada que ver con dicha gripe.


Los síntomas son parecidos, pero el sistema de propagación del Coronavirus es mucho más contagioso y rápido que el de la gripe, y los efectos a la salud, como se está pudiendo comprobar, están siendo más nocivos y agresivos. Además, el porcentaje de muertos con relación a infectados está siendo notablemente mayor que el de la gripe. Y al ser un virus, todavía desconocido, no existe un tratamiento específico para tratarlo y no sabemos como puede reaccionar en contextos y factores diferentes.


Situación de la pandemia


La propagación de este Covid-19 es a nivel mundial, habiéndose convertido en muy poco tiempo en pandemia y dónde está azotando más fuerte en Europa, destacando España e Italia, entre otros. Y dónde la humanidad en general, está sufriendo un nivel de alarma en un contexto nunca antes conocido. Por lo tanto los protocolos y sistemas de autoprotección de la sociedad se están dando de manera espontánea y en ocasiones errónea.


Es por eso que la humanidad se ha sumido en una especie de caos y alarmismo social generalizado que a su vez, conlleva mayores complicaciones para poder ejecutar un buen plan de erradicación y cese de la propagación del virus, debido al comportamiento de parte de la sociedad y a los métodos de actuación frente a esta situación. Hasta llegar al punto de que todo ser humano debe quedar confinado en su domicilio y está terminantemente prohibido y penalizado, salir al exterior salvo caso estrictamente necesario, como ir a la farmacia, al hospital o comprar comida y a trabajar, tratando de garantizar servicios mínimos para no paralizar la totalidad de la economía mundial.


¿Cómo afecta en nuestro entorno social?


Todo esto nos plantea una situación tremenda de excepcionalidad en el mundo, cambiando radicalmente nuestra manera de vivir nuestro día a día, generando cambios, además, en la economía global, que evidentemente termina afectando a toda la población y llevándonos a la necesidad y responsabilidad de replantearnos nuestro modo de vida e interacción en nuestra realidad, en el planeta el cual habitamos, en nuestras relaciones interpersonales.

Se ha podido comprobar estos días, como en una situación de peligro, tanto a nivel individual como colectivo, puede llevar a personas a sacar sus instintos primarios más oscuros, para tal de garantizar su propia seguridad y bienestar. Hemos podido ver personas peleándose por papel higiénico en el supermercado, por un paquete de arroz o por una garrafa de agua. Hemos visto como la falta de empatía y solidaridad ha emergido, como de impulsivos y reactivos podemos llegar a ser, siendo especies animales racionales, capaces de distinguir lo que es “correcto” de lo que no. Todo esto es producido mayormente por el miedo, que hace emerger de nuestro instinto, esos comportamientos que en ocasiones son propios del reino animal salvaje. Hemos visto la parte más egoísta y ventajista, como gente vendiendo mascarillas a precios desorbitados, o personas robando mascarillas de los hospitales, con una falta de concienciación y respeto grave hacia el prójimo.


Es por esto, que debemos detenernos, pensar y actuar en consecuencia para el bien común de la humanidad, que al final está compuesta por cada individuo, imprescindible para que haya una evolución real y positiva de la sociedad. Esto es como una lección, un examen muy importante ofrecido por la vida, que debemos aprovechar para mejorar conjuntamente, para ser conscientes de que en el fondo seguimos siendo animales, pero que es algo natural que debemos aceptar y observar para poderlo cambiar y darnos cuenta de que no necesitamos, al contrario, debemos omitirlo si realmente no queremos terminar todos convertidos en polvo.

Show more
0
147